Blogia
Psicosociales

Infiltrados en la marcha contra la corrupción

Infiltrados en la marcha contra la corrupción ¡Infiltrado, cínico, caradura!, ¡Fuera corrupto, delincuente, criminal! Le decían de todo y le tiraban también: botellas llenas y vacías, huevos de gallina y no se de qué más; palos, piedras, zapatos, escupitajos y más palabras que no vale la pena repetir.

¿Qué quería don Abel Salinas por allá?. Dicen algunos, que vio pasar a Alan y salió tras de él. Y efectivamente no sólo estaba Alan, sino también Vladimiro, Toledo, Olivera, Paniagua, Meche y toda la crema y nata de la corrupción, pero todos ellos estaban sentados en un palo y eran llevados como caricaturas o, quizás, emblemas de la lacra contra la cual se marchó.

A don Abel no le quedó más que acelerar el paso en cualquier dirección con el fin de desaparecer. Lo triste, para él, que en cualquier dirección había gente, y más gente, que le gritaba, le tiraba desperdicios y lo miraba con desprecio (como muestra la foto).

De manera que los zorros ya no pudieron pasar como ovejitas esta vez. Me pregunto:

¿Mi pueblo ya tiene memoria, ya no olvida?.

Tema relacionado:
Lo que dejó la manifestación contra la impunidad

.....
No olviden: fotos Vladimir Terán
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Morena -

¿Memoria?..lo dudo..

Waldo -

A ver a aprenden a no ser figuretis los politicos.

Jomra -

Saludos

Varios políticos se intentaron colar, a algunos "se les invitó a salir" y a otros se les echó, según el grado de indignación por su presencia en cada caso :P.

No fue tan multitudinaria como debía... pero FUE, que ya es algo, y con los "algo" se comienzan los caminos.

Hasta Luego ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres