Blogia
Psicosociales

Ante necesidades reales dirigentes piden soluciones demagógicas

También el paro lo sufrimos todos y lo gozan pocos
Las necesidades de la población son muchas y las “burradas”, corruptelas y engaños del gobierno son más que suficientes para movilizar a cualquiera. Sin embargo, todo esto también constituye el caldo de cultivo de políticos oportunistas, corruptos y dogmáticos que sin más ni más se ponen a la cabeza de paros y marchas con el viejo y trasnochado rollo de luchar por el pueblo.

Sin embargo, hay una mayoría que si bien apoya el paro, es escéptica respecto a lo que se logrará con esta medida. Pues tiene la intuición que lo más cercano es que (esa gran mayoría) no logre absolutamente nada y quienes sí se beneficiarán son aquellos dirigentes que hacen uso y abuso de sus necesidades.

El jefe de la CGTP, Mario Huamán, quiere ser congresista y, por eso, está empeñado en que el régimen Toledista caiga. Otro demagogo más que busca una curul para servirse de las necesidades de sus propios agremiados. La corrupta cúpula aprista también quiere que Toledo deje el gobierno, no por corrupto y mentiroso, sino por que quiere generar el caos, inestabilidad e inflación para quedarse en igualdad de condiciones y, así, fabricarse una opción para las próximas elecciones. De los sectores dogmáticos y violentistas ya no vale la pena hablar, puesto que ya sufrimos tanto con ellos.

Todos han dicho que el régimen debe reorientar su política de gobierno, pero nadie ha dicho cómo debe hacerlo o, en todo caso, han propuesto medidas sin fundamento científico ni moral. Además, entre sus demandas colocan pedidos que escapan a nuestras posibilidades como por ejemplo que EE.UU. se retire de Iraq, con lo cual ponen al descubierto su intención puramente politiquera, totalmente interesada en sí mismos, en sus propios intereses electorales.

¿Cuál es el modelo económico que propone Huamán? o, para hacerle más fácil la pregunta, ¿como qué país quiere se seamos?. Que dé un ejemplo. ¿Con qué base científica y moral los apristas opinan sobre economía y buen gobierno?. ¿Tienen vigencia aún las posturas dogmáticas que por más de dos décadas han sembrado el caos y la muerte?. Estamos seguros que no sabrán responder estás preguntas.

Pero lo que sí sabemos es que el pueblo, la gente común y corriente que día a día tiene que vérselas con las dificultades de tener que llevarse un pan a su mesa, seguirá sentenciada a vivir en la miseria, a sufrir de la rapiña, el oportunismo y el dogmatismo de quienes dicen luchar por sus intereses. Por ello la población, escéptica, deja que el paro se desenvuelva y observa de soslayo su desarrollo, sin comprometerse más allá de una recatada aceptación.

Los beneficios concretos
Sin embargo, las medidas de protestas son enteramente válidas, pero deben caracterizarse por estar orientadas, en primer lugar, a beneficios concretos y, luego, exigir que se lleve adelante proyectos como la llamada Asamblea Constituyente, por que en lo inmediato, no sirve más que para el beneficio de algunos privilegiados, es decir, la utilidad de una Asamblea Constituyente, es sólo para promover el candidatismo y la proliferación de parásitos con estatus de congresistas.

La población quiere mejores sueldos, salud, educación, alimentación, oportunidades, etc, y de manera inmediata. En este sentido, se debe exigir la suspensión de las exoneraciones de beneficios tributarios a las grandes empresas, la efectivización de las regalías mineras y que lo recaudado sirva para mejorar los sueldos de maestros, policías, otros trabajadores y que no terminen en los bolsillos o estómagos de los “altísimos profesionales” funcionarios y burócratas.

También la implementación de medidas tributarias orientadas a aumentar los beneficios a la población con la llegada del gas de Camisea, la reformulación del contrato de empresas como telefónica y otras, con el fin de que den mejores servicios a la población en general, mejor trato y renumeraciones a sus trabajadores.

Por otro lado, el gobierno no sólo debe acoger las denuncias por corrupción, sino permitir que se llegue a las últimas consecuencias en las investigaciones, así como promover, la transparencia en la administración del estado y la adopción de medidas de urgencia para una mejor aplicación de la justicia.

Pero nada de esto figura en el pliego de los los promotores del paro. Se observa más bien una dirigencia con gran desgaste moral y desfasada intelectualmente, cuya interesada labor está plenamente identificada: utilizan las necesidades reales de la población que requieren de soluciones inmediatas y plantean medidas demagógicas que sólo beneficiarán a algunos pocos. ¿A quienes beneficiará, de manera inmediata, la llamada Asamblea Constituyente?. ¿a la gente que sufre hambre y pésima educación?.

El hambre es para solucionarse ahora y no dentro de dos o tres años, luego de que se elabore una nueva carta magna. La educación necesita cambios urgentes, la gente quiere trabajo ahora. Por todo ello, el paro tiene más a pérdida de oportunidades, a discursos demagógicos y menos a alimentación, salud, educación y trabajo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres