Blogia
Psicosociales

Política

Los peruanos miran, se lamentan y se van

¿Qué más falta ver?. Creo que ya nada. Matanzas en penales, encarcelamientos injustos, asesores comprando congresistas, personas y dueños de medios de comunicación; un presidente persiguiendo a su compinche por las calles limeñas.

Y ahora, otro par de gemelos que hacen de las suyas. ¿Todos se preguntan ¿qué hay entre Alejandro Toledo y Fernando Olivera?. ¿Por qué, el primero, está totalmente sometido al segundo?.

Continúa en PSICOSOCIALES

¡A DIOS BLOGIA! ¡GRACIAS POR TODO!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La patria se queda, la vida se va: oración para este 28 de Julio

La patria se queda, la vida se va: oración para este 28 de Julio Este 28 de julio quizás nos vuelvan a recordar que es un día para reflexionar sobre la patria, más allá de todo problema político y social.

Sin embargo, cuando el hambre apremia y, constatamos con crudeza, que nuestros políticos siguen actuando con soberbial impunidad y preparándose para otra repartija más, no nos queda más que encomendarnos al altísimo para tratar de arrancarle al menos una gota de tranquilidad y no terminar en la locura.

La oración que le presentamos a continuación parece ser la más adecuada, pues refleja, claramente, la desesperación de muchos peruanos.

Entonces, OREMOS:

¡Oh, Dios!

A pesar de las oraciones con que Te rogamos,

siempre perdemos nuestras guerras.

Mañana volveremos a librar una batalla

que será realmente grande.

Necesitamos Tu ayuda más que nada en el mundo,
y por eso debo decirte:

La batalla de mañana será dura e implacable.

No habrá en ella lugar para los niños.

Por eso te suplico:

No nos envíes a Tu Hijo.

Ven Tú en persona en nuestra ayuda.

-------------

(Oración de Koq, jefe dela tribu de los Grijuas, antes de la batalla contra los afrikaners en 1876)

Infiltrados en la marcha contra la corrupción

Infiltrados en la marcha contra la corrupción ¡Infiltrado, cínico, caradura!, ¡Fuera corrupto, delincuente, criminal! Le decían de todo y le tiraban también: botellas llenas y vacías, huevos de gallina y no se de qué más; palos, piedras, zapatos, escupitajos y más palabras que no vale la pena repetir.

¿Qué quería don Abel Salinas por allá?. Dicen algunos, que vio pasar a Alan y salió tras de él. Y efectivamente no sólo estaba Alan, sino también Vladimiro, Toledo, Olivera, Paniagua, Meche y toda la crema y nata de la corrupción, pero todos ellos estaban sentados en un palo y eran llevados como caricaturas o, quizás, emblemas de la lacra contra la cual se marchó.

A don Abel no le quedó más que acelerar el paso en cualquier dirección con el fin de desaparecer. Lo triste, para él, que en cualquier dirección había gente, y más gente, que le gritaba, le tiraba desperdicios y lo miraba con desprecio (como muestra la foto).

De manera que los zorros ya no pudieron pasar como ovejitas esta vez. Me pregunto:

¿Mi pueblo ya tiene memoria, ya no olvida?.

Tema relacionado:
Lo que dejó la manifestación contra la impunidad

.....
No olviden: fotos Vladimir Terán

Marcha contra la corrupción

Marcha contra la corrupción La marcha fue multitudinaria. Conocidos personajes de la política nacional fueron objeto de la protesta y la condena popular.

Campaña mundial contra la Censura “On Line”

Campaña mundial contra la Censura “On Line” A propósito de la contratación de 'ciberpolicías' para controlar las páginas que visitan los cibercafés chinos es necesario que la comunidad de bloggers de todo el mundo inicie una campaña de protesta contra este y otros intentos de controlar, amordazar y condenar el libre acceso de todos los seres humanos a Internet.

La información y el uso de las tecnologías debe ser visto como un derecho humano, por que a través de esto se accede a conocimientos y a posibilidades de desarrollo para las personas y lo pueblos.

Por tanto, ninguna persona por más poderosa que sea ni gobierno ni Buró de Seguridad Pública (en caso del gobierno Chino), puede establecer censura ni control sobre lo que se publica, así como tampoco a la información a la que se accede, siempre y cuando está actividad no atente contra la vida y los derechos humanos universales.

Los 4.000 ciberpolicías que ha contratado el gobierno de Pekín es, sin lugar a dudas, un acto de total barbaridad que todos los cibernautas y, sobre todo, los bloggers del mundo, deben condenar.

Es por ello, que invito a los blogger a exponer ideas para expresar nuestra protesta efectiva contra el Gobierno Chino.

Ver:
Embajada China en español

Beijing International
Beijing Internacional

Congresista bloqger

Congresista bloqger Anel Townsend, la conocida y carismática congresista, acaba de ingresar a la blogosfera nada menos que con un blog personal que lo dedica a la lucha contra la corrupción en los distintos sectores del quehacer nacional.

Esto es, sin lugar a dudas, una iniciativa de gran importancia y, probablemente de enorme trascendencia, para un país tan atrasado sobre todo en sus ámbitos gubernamentales y políticos.

“Hay la necesidad de modernizarlo todo y, más aún, esas mentes de gobernantes y autoridades retrógradas, que no hacen más que detener el desarrollo de la sociedad y la iniciativa de la gente joven”, parece decir Anel.

Por otro lado, luchar contra la corrupción es ahora una necesidad cada vez más imperiosa y, erradicarla, si bien no es tarea fácil, es prácticamente una opción de supervivencia, puesto que el peligro de la hiperinflación, escases de alimentos básicos y falta de opciones laborales acecha nuestras vidas con la vuelta a la arena política de personajes probadamente corruptos. Esta lacra, que es nuestra sombra desde tiempos prerrepublicanos, es la responsable de todas nuestras miserias.

Los peruanos ya vivimos y sabemos demasiado sobre esto. Los últimos 20 años nos ha mostrado con crudeza cuan corrupta es nuestra llamada clase política. Frente a esto, sólo falta decidirnos a trabajar con más fuerza para erradicarla y alejarle completamente de nuestra sociedad.

Entonces, los que ya no queremos ver más ladrones que se fugan y que luego regresan con penas prescritas, la cara fría y el cinismo indignante para intentar volver a ser presidentes, seguramente que nos uniremos a esta campaña, que debe constituirse en una cruzada por la justicia y la vida digna.

Anel está proponiendo iniciativas legislativas para que los delitos por corrupción no prescriban. Claro que esto parece ser para muchos congresistas y políticos una verdadera amenaza y, por eso, la propuesta todavía está recibiendo la más elocuente indiferencia.

Sin embargo, mucha gente se está sumando al esfuerzo y promete ir creciendo más con esta nueva incursión en el mundo de los weblogs. ¡Bienvenida al mundo de los bloggers ANEL!

VeaAnticorrupción

Millonaria campaña propagandística del TLC Perú –EE.UU.

Millonaria campaña propagandística del TLC Perú –EE.UU. Una verdadera campaña psicosocial está realizando el gobierno peruano para cambiar el panorama de rechazo existente en la población al Tratado de Libre Comercio (TLC) con los EE.UU.

Este manifiesto rechazo al tratado es una preocupación y, por tanto, una tarea de urgente abordaje. El trabajo ya lo emprendió el magullado Alejandro Toledo con mucha decisión, y ésta, como tantas otras aventuras, está costando buena cantidad de millones al estado peruano.

En barrios pobres se están repartiendo gran cantidad de folletos y en la televisión abierta presentándose costosos spots que nos hablan de los grandes beneficios que nos traería el TLC. En el ciberespacio también hay un espacio muy bien presentado y mantenido por el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR) que es la entidad gubernamental encargada de ejecutar todo el plan propagandístico.

El tamaño de la inversión en publicidad y propaganda nos hace suponer que aquí no se esta negociando solamente la venta de palta o camote, sino de la misma amazonía.

La pretensión de los Estados Unidos es asegurar el secuestro de países de gran potencial biodiverso como el Perú, puesto que en estas riquezas no sólo descansa el futuro de la humanidad, sino también, con el tratado, se provee de unas cuantas décadas más de dominio sobre un territorio que se le escapa de las manos.

De manera que, estamos seguros, que “el tratado rebasa lo comercial y lo económico, y entra en lo institucional ya que el tratado en nuestros países tiene un rango superior al de la ley; por lo tanto, establece límites a las reformas institucionales o legislativas que se pudieran hacer en el futuro”, (Juan Manuel Villasuso, Coordinador para Centroamérica – LATN).

La rebeldía venezolana, el notable crecimiento del Brasil, así como el merodeo de la potencia emergente por la región, China, están inquietando seriamente al capataz de las estepas Mr. Bush, motivo por cual ha ordenado a su becario de Stanford (Toledo) que trabaje más intensamente para lograr la aceptación del tratado por la población.

Así las cosas, y si es que no intervienen los sectores que han puesto en evidencia sus desventajas, pronto resonará en nuestro cerebro que el Tratado de Libre Comercio es tan bueno como la comidilla de Mc Donald o Kentucky y nos dará tantas satisfacciones como Madonna y Michel Jackson.

Proximante: ¿Qué negocios se trae bajo la manga la sensual Regina Vargo?

Página del TLC. MINCETURhttp://www.tlcperu-eeuu.gob.pe/index.php
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Un navegador centrado en el cibernauta: la ergonomía en la pantalla

Un navegador centrado en el cibernauta: la ergonomía en la pantalla

Un sencillo cambio en la ubicación de las herramientas de un navegador (Browser) como Internet Explorer o Nestcape puede causar una sensible revolución en la navegación en el ciberespacio. Pues la sensación de preferencia invade al cibernauta y el panorama real de navegación cambia notablemente a favor de este.

Se trata de un browser que, observando las necesidades del cibernauta, se orienta a lo que este busca, es decir, a la información. Con este ya no visualizamos en primera plana la marca del navegador sino el nombre del sitio al que se accede en busca de información.

Las herramientas, la barra de Menú y de Dirección se cambian de posición y se ponen en un segundo plano. Este efecto se logra cuando se los coloca en la sección inferior de la pantalla.

La pantalla ya no es propiedad de los ingenieros de sistemas, pues al salir del taller se expuso al mundo y con ello se ha prestado a las críticas de todos, profesionales o no. De manera que un psicólogo que es asiduo cibernauta lo que menos puede hacer es preguntarse como mejorar ese pequeño espacio comunicacional que los ingenieros complican y los comunicadores sociales saturan con información.

Entonces, una observación que saltó a la vista fue que las herramientas de los navegadores están dispuestas exactamente al revés de lo que nuestra anatomía y hábitos nos predisponen.

Primero, los elementos de interacción (links) están ubicados al lado izquierdo, lo cual está en contradicción con la propia ergonomía que han sido aplicados a los equipos de uso más cotidianos. Si observamos en un equipo de TV u Horno Microondas las teclas de acción y función están a la derecha. Esto, claro está, suponiendo que todos somos diestros.

Segundo, nuestros hábitos de escritura son de izquierda a derecha y el paseo visual que solemos realizar es en diagonal también en el mismo sentido. Sin embargo, la información que más nos interesa está colocada de derecha a izquierda y las herramientas del navegador sugieren que escribimos de abajo hacia arriba.

Propongo, entonces, en este navegador el cambio de ubicación de sus herramientas y de la información que se presenta en un sitio web. Todo este material debe ser presentado también conforme a las exigencias de nuestra anatomía y hábitos. El cambio puede parecer insignificante, pero los efectos son sutilmente impresionantes.

Para los zurdos quizás tendríamos que preparar páginas web y navegadores personalizables. Es decir, que tengan la opción de que el usuario invierta, en el navegador, la disposición de sus herramientas, bien sea hacia la derecha o izquierda. Claro que siempre en la parte inferior de la pantalla. Similarmente en las páginas, también el usuario debería personalizar la presentación de los elementos interactivos que suelen estar en la izquierda.

Bueno, es una idea. Está abierta a las críticas y aportes. 

Refundar la política: ¿Utopía o Posibilidad?

Refundar la política: ¿Utopía o Posibilidad? A todas luces, la escena política peruana se muestra repleta de prácticas corruptas que afectan no sólo la institucionalidad democrática del país sino también la viabilidad de nuestro proyecto nacional, si es que lo tenemos. Existe una brecha cada vez mayor entre Estado, Política y Sociedad. Nuestra clase política carece de visión de futuro, de competencias gerenciales innovadoras, de conocimiento de la realidad social, y recurren por compulsión al obsoleto repertorio del "político tradicional" que ha saturado al imaginario colectivo generando desidia, apatía y desesperanza, de ahí su elevado índice de desaprobación ante la opinión pública. La ineficacia, ineficiencia e inoperancia de la clase política peruana nos señala que es tiempo de refundar esta actividad, convirtiéndola en un ejercicio proactivo de elevado compromiso y sensibilidad social abocado al servicio de los excluidos de la historia.

La tendencia actual de las sociedades postmodernas y globalizadas es la incorporación de técnicos (llamémosle especialistas) a la actividad política. Es decir, que los "políticos de profesión" están en extinción. No soy creyente de los absolutos y para equilibrar la sobreproducción de tecnócratas, debemos apostar en simultáneo por la construcción de nuevos liderazgos sociales alternativos, que empoderen propuestas representativas y contribuyan al fortalecimiento de la relación Estado - sociedad civil.

El quebrantamiento del principio de autoridad, la ausencia de Estado, el crecimiento de las asimetrías e inequidades psicosociales, se han convertido en síntomas cardinales de una sociedad enferma en fase terminal. Para vivir en un Estado postmoderno y competitivo necesitamos una transformación cualitativa, que involucre la participación de la sociedad civil organizada, donde construyamos nuevos escenarios para el ejercicio de nuestra ciudadanía y aportemos en la lucha contra la pobreza y las prácticas corruptas, enemigos casi invencibles que enfrentamos con la esperanza de erradicarlos de nuestra historia.

Refundar la política puede ser entendido como una utopía o ilusión inalcanzable. Sin embargo, constituye un enorme desafío para quienes asumimos el pasivo de una herencia atávica con rasgos de caudillismo y clientelismo político, y estamos dispuestos a escribir una historia diferente e inédita. Qué duda cabe que el proyecto es legítimo y posible. ¿Qué esperamos?. (Por: Julio César Serna Cano)

Un ceño ofensivo, un gesto de dolor y un sitio en la historia

Un ceño ofensivo, un gesto de dolor y un sitio en la historia Los medios de comunicación con su característica avidez habían desplegado todas sus fuerzas para cubrir las incidencias del evento que prometía las primicias más funestas. Pues el sobreanunciado paro del 14 de julio del 2004 había comenzado la noche anterior.

Todos nos preparamos para meternos en el lío desde nuestros respectivos espacios e ideas. Unos ensayando frases bonitas, acomodando palabras para construirse un memorable discurso, otros, con un sentimiento auténtico de postergación y olvido, preparaban sus gargantas para hacerse escuchar en la plaza; y tantos más, imaginándose escapes y desvíos para llegar sano y salvo al trabajo y así burlar una posible disminución en sus alicaidos salarios.

Pero no todos tuvieron tanta suerte. Los compañeros de Haya de la Torre expertos en artes de la agitación, esa misma noche, también hacían lo propio pero con poca fortuna. Pues habían pescado a más de uno repartiendo llantas viejas para que, al día siguiente, fueran quemadas en las vías públicas y, de esta manera, el paro tenga no sólo arengas y discursos grandilocuentes, sino también fuego y violencia.

En los gremios de trabajadores que convocaban la acción también se ultimaban detalles para asegurar una protesta histórica. En el local del sindicato de construcción civil se habían congregado un gran tumulto para apoyar a la Subcomisión de Contundencia, que etiquetaba los palos que cada uno de los agremiados portaría en la marcha hacia la plaza: palos de pino para los de a pie; de caoba para los jefes de obra y de cedro para los dirigentes de base.

En el Partido del Pueblo, todo estaba quedando como para incendiar Lima. El comité incendiario, que había camuflado casi medio centenar de llantas, estaba realizando algunos ensayos de prendido rápido del material sintético. Y en otro ambiente;

—Compañero Alan, yo quiero ir adelante— Jorge
—¿Sabes gritar arengas?—Alan
—Claro, eso es fácil—Jorge
—Bien, a ver, grítate una—Alan
—¡Aareengas!— Jorge.
—Jorgito, Jorgito, sigues como siempre. Tráeme esa bandera que tengo en mi oficina—
—¡Alán, yo también quiero ir adelante!—Mulder
—¡Sí, procura no parecer tan mulder—

Cuando rayaba el día, los medios de comunicación que se habían ubicado en lugares estratégicos, empezaron a transmitir las primeras imágenes que mostraban a muchas personas que se encaminaban a sus centros laborales. Por otro lado, la masa se iba congregando en los locales sindicales y, también, en el del partido de Haya de la Torre.

Una cámara puso otra vez al descubierto algo ya sospechado; las llantas salían de local y eran quemadas en plena avenida. Pero, luego, la negación. ¡Nosotros no hicimos nada!. ¡Nosotros no tenemos nada que ver con eso!. Pero las imágenes del vídeo estaban allí. Ellas no mienten.

Luego nos trasladamos a la Plaza 2 de Mayo, sitio de reunión de los trabajadores y algunos otros personajes ligados a la izquierda. La plaza estaba colmaba de trabajadores de varios sectores laborales, entre los que destacaban, los de construcción civil con su voz potente y decida, blandiendo palos e intenciones poco amigables. Por su parte, los líderes, conocidos y desconocidos, esperaban ansiosos su turno para subir al estrado, tomar el micro y dar vivas al paro; como celebrando el sueldo, pues son los únicos que ganan más, por horas perdidas en un paro.

La jornada de discursos comenzó y entonces las ya conocidas arengas que daban razón de la protesta. Desde el local de los compañeros sus bien alimentados líderes se disponían a partir en marcha por algunas calles para llegar finalmente a la histórica Plaza 2 de Mayo que los recibiría con cánticos y aplausos. Caminaron por Alfonso Ugarte, Venezuela, tomaron Gracilaso de la Vega y luego ingresaron a la Colmena.

La muchedumbre aprista apareció en la plaza y los ánimos de los trabajadores se encendió; el día se llenó de silbidos; el sonido de los golpes de palo e insultos, cruzaron los aires. Entonces, Alan, acostumbrado a esos trotes, siguió su camino hacia el estrado. Y entonces se escuchó,
—¡Compañero quiero subir!— Alan
—¿Compañero?, ¡Haga su cola señor!— Obrero
—¡Oye negro, soy el ex Presidente! — Alan
—¡Haga su cola señor ex Presidente! — Obrero
—¿dónde está la cola? ¡No hay nada de cola! —Alan
—¡Por eso le digo, haga su cola!—Obrero
—¡Usted me está tomando del pelo!—Alan
—¡No, de la cola!—Obrero
—¡Negro desgraciao, déjame subir; ese estrado es mío. Yo nací en él!—Alan
—¡Sí, pero la escalera es mía!—Obrero
—¡Me lo vas a pagar negro desgraciao! ¡VIVA el APRA!—Alan
—¡Pero que viva bien lejos!—Obrero

Luego, los compañeros muy frustrados y molestos, tuvieron que retirarse de la plaza y encaminarse nuevamente hacia el local de su partido. Las pifias, silbatinas y los golpes de los palos hacían el coro a la conocida arenga, ¡el APRA nunca muere!.

Refunfuñando caminaron sin rumbo, seguidos por una turba de reporteros que no se cansaban de disparar sus flashes, como celebrando el mal ajeno. Yo estaba con ellos. La calle era aprista, pero los silbidos apagaban sus voces, con lo cual aumentaba su ira. Más de un compañero que, notando el descontento, se acercaron al jefe para intentar tranquilizarlo, pero no lograron gran cosa.
Así, alguien que quiso ganarse un punto más que otros, trató de abrirle paso entre el espeso bosque de cámaras, curiosos y ayayeros. Seguidamente una secuencia de hechos que se han quedado grabados como emblema: alguien que se mete, con los brazos abiertos, para abrir camino; de tras de él, un seño fruncido, un gesto de esfuerzo e impacto; una sacudida, un gesto de dolor y un sitio en la historia.

Yo estuve sentado todo el tiempo frente a mi televisor, pero sentí la patada, como si fuera en mi propia posadera.

Lo que nos espera, desespera: ¿Gavillas tras Palacio?

Lo que nos espera, desespera: ¿Gavillas tras Palacio? Una situación política saturada por denuncias de corrupción, encubrimientos, maquinaciones de todo tipo, sumados a asesinatos planificados ha generado un ambiente de total desconcierto y, consecuentemente, de desconfianza generalizada en los que nos representan y los medios de comunicación.

El presidente Toledo denunciado por falsificar firmas para inscribir a su partido y tratar de deshacerse de los testigos usando todo tipo de maña reñida con la buena práctica democrática y la honestidad. El denunciante, Rafel Rey, también denunciado por los mismos indicios de falsificación y compra de testigos. Los que están detrás y los de adelante, los que pagan para culpar, y los que tratan de desacreditarlos o desaparecerlos.

El FIM, el de cartas falsas al Papa, con su líder despeinado, de gestos obscenos y paseos intercontinentales; y el APRA del desastre económico, político y social de fines de los 80 y su líder salvado por la prescripción de su delito, que patea al que se mete en su camino. Fujimori –y su lugarteniente Montesinos y otros– que asoma sus narices desde su lejano Japón y que sigue mandando en poderosos ámbitos del estado y de las comunicaciones; otros, como el convertido en angelito Yehude Simóns; las liderezas del reciclaje como Lourdes Flores y Susana Villarán, que se unen al que venga y cambian de opinión y bote según la altura de las olas.

Y el señor Valentín Paniagua que tuvo la desdicha de conocer a un García Sayán que liberó a sus amigos de prisión; así como tantos otros que están casi sin aliento, puesto que ya se les acabó el rollo demagógico, nos pone en evidencia un futuro poco feliz del Perú.

La condena del país está más clara que nunca, no sólo por su pobreza material, si no por la precariedad moral de los que ostentan el poder político.

¿Qué hacer frente a eso?

Retraerse, esconderse, olvidarse, sublevarse, renegar o llorar nos conducirá a lo mismo. Necesitamos fundar una nueva opción, sí, todavía se puede, no sólo por que es posible, sino por que, como dicen, la esperanza es lo último que se pierde. Mientras tanto, parece ser, que tendremos que seguir escogiendo al menos malo. ¡Qué complicado, terrible tal vez!.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

FUTBOL AQUÍ Y AHORA

No pecamos de fanatismo al afirmar que el fútbol es como la vida para los que saben vivir. Sólo se vive — y se juega— una vez y, en ese sentido, cada instante es el último, único e irrepetible; por lo que cada minuto que transcurre merece ser vivido plena e, incluso, apasionadamente. No hay vidas ni partidos iguales, cada uno es diferente en todos sus aspectos. Cada espacio de tiempo tiene sus propias exigencias, riesgos, satisfacciones y, según la actitud con que se enfrente cada instante, surgirán deseos de olvidar, alegrarse o rememorar con gran satisfacción un hecho pasado.

Se juega al fútbol en un espacio y este es ALLÁ para el aficionado y AQUÍ para el jugador. El observador se desgarra en su dependencia ya que ALLA estará su alegría o su dolor. Se encuentra atado a un lugar donde no está presente de forma que su vida, sus emociones penden del hilo de las decisiones de otro. Pobre de él si entregó la llave de sus emociones a alguien flojo, débil de espíritu, sin convicción ni poder de realización.

Para el que juega es el AQUÍ. Es aquí donde dará la oportunidad de reír o llorar, de gritar, sentir, vivir con intensidad; en el AQUÍ hará posible o imposible un logro, un fracaso; donde decidirá qué actitud tomar frente a la adversidad; si retrocede, detiene o avanza con valor y decisión a la consecución de un fin. El jugador tiene la libertad para hacer de la confianza depositada en él una carga pesada o una fuente de energía que lo impulse hacía la cima de su realización personal y profesional y, así, provocar el jubilo o la condena general.

Todo transcurre en un tiempo, en donde el ayer puede ser hermoso y el futuro se labra en el fragor del encuentro. El pasado puede ser hermoso o no, pero es importante, por que siempre deja algo que aprender. El futuro puede ser prometedor en la medida en que tus convicciones sean claras. Sin embargo, ambos casos, pasado y futuro, no existen, uno está muerto y el otro no nace aún. El fútbol no cree en el ayer ni sabe nada del mañana; desconoce el allá o el acullá.

Pero transcurre en un tiempo y este es, indefectiblemente, el presente. Así el fútbol se juega, se vive sólo en el instante presente. Es en el AHORA donde se lucha, se logra, se fracasa, se viven las emociones y se toman decisiones auténticas. En este instante, en el AHORA, la experiencia es importante pero lo determinante es la pasión, la convicción con que el jugador se entrega a vivir cada instante, cada segundo en el que está presente.

En el AHORA decide si retrocede, detiene o avanza; si se atemoriza, se vuelve indiferente o asume como un desafío la habilidad y sapiencia del rival. En el presente se huye, amodorra o esfuerza para no dejarse burlar, superar ni humillar por el equipo que se dice mejor. Pero, sabemos, que en el fútbol ningún resultado está predicho ni se tiene como definitivo, justamente por que cada instante es crucial en su posibilidad de ser para uno u otro; según se manifieste en él arrojo, convicción, pasión, y otros valores que pueden hacer de un hombre digno de honra o desprecio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres