Blogia
Psicosociales

Lunes 13 se reiniciarían protestas estudiantiles en Universidad de San Marcos

Lunes 13 se reiniciarían protestas estudiantiles en Universidad de San Marcos ¡No hay intenciones de privatizar ningún servicio estudiantil!. Así de claro fue la respuesta de la máxima autoridad universitaria sanmarquina.

Por lo cual se observa que existen afanes ajenos a los intereses de los estudiantes en la protesta que este viernes 10 de junio paralizó las actividades académicas y administrativas de la Universidad de San Marcos.

Esta actitud beligerante de un grupo de estudiantes llegó a su máximo nivel cuando, aproximadamente las 2:00 de la tarde del viernes 10, cerraron todas las puertas de acceso al campus, impidiendo el ingreso y salida de personas.

Ante tal situación, muchos de los que nos encontrábamos al interior del campus tuvimos que hacer uso de nuestras habilidades de escaladores para trepar las paredes y alejarnos de la anunciada intervención policial que, sin lugar a dudas, hubiese sido violenta.

Pues parapetados entre ramas de árboles y una serie elementos con los que bloqueaban las puertas de acceso a la ciudad universitaria, se observaron personas con los rostros cubiertos con trapos y pasamontañas.

Sin embargo, ante la anunciada intervención policial, aproximadamente a las 9:00 p.m., los sublevados abandonaron su actitud y el campus con la consigna de reanudar su acción este lunes 13 de junio.

Con esta amenaza pendiente, las actividades académicas y administrativas seguirán probablemente interrumpidas al interior de la universidad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

ruben landeo -

Al parecer las protestas coinciden con la nula identificación de los estudiantes, con sus movimientos sociales
( léase tercios, consejos de facultad,etc).
Paradógicamente este es un síntoma de reacción que puede ser facilmente aprovechado, por movimientos radicales.
Creer que todo tiene que ver con el comedor, es vislumbrar el problema de una manera aislada a la preocupación de los estudiantes.
Si es que las autoridades no vieran a los alumnos como enemigos, y si los alumnos no vieran a las autoridades como opresores, tendríamos un diálogo civilizado en pos de alcanzar algo más que simples reinvindicaciones.
Atte.
Un alumno de letras
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres